Abdomen

¿Se te ha quedado la barriga como la de Papá Noel estas navidades y no sabes cómo deshacerte de ella?. Sigue leyendo porque este artículo te puede interesar.

Muchas son las personas que me preguntan por ejercicios abdominales para tener un vientre plano y tonificado, mi respuesta es que no por hacer abdominales la grasa va a desaparecer como por arte de magia, más que nada porque al hacer abdominales estamos tonificando ese músculo en concreto. En este caso el orden de los factores “si ” altera el producto y primeramente debemos quemar la grasa que se acumula en este área con ejercicio aeróbico antes de ver marcado el deseado “six pack “. Ya sabéis que los músculos abdominales se encuentran justo debajo de toda esa grasa que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir a base de hamburguesas, patatas fritas, alcohol, pizzas y tardes de zapping en el sofá.

Tener una pared abdominal bien tonificada conlleva una serie de beneficios muy saludables a parte de los estéticos.
1. Un abdomen fuerte es necesario para mantener la espalda erguida y sostenerse en una postura adecuada. Una postura saludable también ayuda a prevenir el dolor de espalda y las lesiones musculares.
2. Tener un abdomen fuerte mantiene en su lugar cada órgano del aparato digestivo. El abdomen contiene órganos vitales, como el hígado, los riñones y el aparato digestivo. Mantener fuerte al contenedor contribuye a un mejor trabajo de los órganos y evita problemas digestivos.
3. Un abdomen tonificado es sinónimo de que hay una mayor masa muscular en la zona central del cuerpo. Esto, automáticamente, disminuirá la grasa del área y está asociado a una menor probabilidad de contraer obesidad, hipertensión, diabetes y otras enfermedades metabólicas.
4. Como encargado de proteger el aparato digestivo y varios órganos vitales del cuerpo, un abdomen fuerte otorga mayores probabilidades de vida en caso de un accidente.
5. Un abdomen fuerte impide que haya flacidez en la zona central del cuerpo, lo que otorga beneficios de movilidad y destreza para el resto del cuerpo.

*Recomiendo realizar ejercicios para fortalecer la zona lumbar cada vez que hagamos abdominales, de este modo ayudaremos y protegeremos a nuestra columna vertebral.

A continuación os dejo una tabla de ejercicios abdominales simples:
Empezaremos con la más que conocida plancha abdominal, si es tu primera vez con 20 sg será suficiente y si eres experimentado/a con un par de minutos será suficiente.
Continuamos con oblicuos:
Espalda en la colchoneta, pies apoyados en el suelo y rodillas apuntando hacia el techo. Acercamos codo izquierdo a rodilla derecha, al bajar la rodilla derecha extiendo la pierna de tal manera que queda paralela al suelo, repetimos el movimiento 3 x 25- 30 repeticiones y cambiamos de pierna y brazo.

Abdominales superiores:
Espalda y planta de los pies apoyados en la colchoneta, rodillas apuntando al techo, manos sujetando la cabeza, tomamos aire atrás y al subir exhalamos. 3x 25.
Lumbar:
Espalda y planta de los pies apoyados en la colchoneta, elevamos la pelvis y extendemos hacia delante las piernas, alternando las mismas. 3x 25.

Recordatorios:
Recuerda que la distancia entre la barbilla y el tronco debe de ser como si sujetases un tomate pequeño debajo de la misma. Así como la zona lumbar y las costillas no deben despegarse de la colchoneta con la elevación. Inspira al bajar y exhala al subir.
El musculo abdominal es un músculo en su conjunto total y aunque siempre se haya dicho que se debe trabajar separadamente no es del todo verídico. Recientes estudios confirman que con cada ejercicio abdominal se activa todo el músculo en conjunto si se hacen a una intensidad elevada y si por el contrario la intensidad es moderada o menos intensa se obtendrá mayor resultado en las diferentes porciones del músculo.

A practicar!

Carmen Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *