Nuestro instinto de estirar. Stretching como necesidad.

Queridos lectores, desde trainerjimenez quiero confirmarles lo que ya sabían “El cuerpo es sabio” y nuestros músculos necesitan de nuestra ayuda para su correcto funcionamiento. ¿Cuantas veces se levanta usted de la cama e instintivamente alza sus brazos al techo para estirar todo su cuerpo? O incluso después del trabajo. Probablemente lo realice a diario y lo cierto es que la sensación es altamente positiva y beneficiosa.

Cuando nos disponemos a realizar una actividad deportiva, el stretching se convierte en ejercicio indispensable para el mantenimiento y buen funcionamiento de nuestros músculos en general, a continuación les nombro algunos de los beneficios más importantes:

Aumenta la flexibilidad de los músculos, por lo que se sentirá más ligero.
Disminuye la cantidad de ácido láctico en los músculos, por lo que tendrá menos agujetas.
Evita y previene lesiones musculares.
Mejora la coordinación de músculos agonistas-antagonistas.
Reduce la tensión muscular, por lo que su estrés se verá reducido.

¿Si hay algo que nos beneficia tanto, por qué no lo hacemos? Son muchos los que después de una intensa sesión de entrenamiento abandonan al gimnasio sin haber estirado ni un solo segundo. Debemos entender la importancia de estirar. Nuestros músculos son elásticos, tras un entrenamiento se ven sometidos a una contracción y necesitan elongarse para volver a su estado inicial y funcionar correctamente.
Por ello elegiremos el estiramiento que mejor se adapte a nuestras necesidades, he aquí los tipos de estiramientos
Estático: Se estira el musculo en reposo hasta una determinada posición y se mantiene durante 10 a 30 segundos.
Dinámico: Consisten en estirar dando impulso pero sin exceder los límites de los estiramientos estáticos.
Activo: Es un tipo de estiramiento estático, consiste en estirar usando el musculo antagonista sin asistencia externa.
Pasivo: Es un tipo de estiramiento estático en el que ejerce una fuerza externa (compañero, fisioterapeuta,…) sobre el miembro a estirar.
Balísitico: Es como el estiramiento dinámico pero forzando los límites musculares. Se realiza de forma rápida y con rebotes (no es de mi predilección)
Isométrico: Es un tipo de estiramiento estático en el que los músculos implicados hacen fuerza en contra del estiramiento, se tensan los músculos implicados para reducir la tensión.
PNF (Facilitación neuromuscular propioceptiva o FNP): Es una técnica combinación de estiramiento estático e isométrico, consiste en a) un estiramiento estático seguido de b) una contracción isométrica contra resistencia desde la posición de estiramiento, a continuación tiene lugar c) una relajación seguida de d) un nuevo estiramiento estático que incrementa el rango de movimiento.

Mi consejo es que los realicen de forma lenta, progresivamente y sin rebotes. Recomiendo estiramientos dinámicos acompañados de movilidad articular al principio de la sesión y estiramientos estáticos y más específicos al final de la misma.
Feliz semana a todos y no se olviden de sonreír! Que rejuvenece al estirar y estimular los músculos de la cara.

Carmen Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *